Una nueva era para las industrias de la entretención

La industria de la música, la televisión y del cine son muy importantes a nivel global ya que son millones las personas que son receptores de sus productos, provocando de cierta manera una influencia en la vida diaria de la gente. Estas industrias además generan mucho dinero y a su vez empleos, por lo que saber el estado actual en que se encuentran tanto a nivel local como mundial es muy relevante, debido a que en la última década han habido cambios muy importantes en las tres industrias y que de cierta manera han desencadenado consecuencias que van a dictar la forma en que se van a comportar en los próximos años estos medios de entretención.

La música es una expresión cultural que siempre ha movido masas y congregado multitudes, por lo que la industria que esta detrás de ella, mueve sumas importantes de dinero. Pero hoy en día la industria de la música tal como la conocemos se encuentra en un estado de crisis o como algunos han señalado tan drásticamente ha muerto. Son muchos los factores que han influido en esta decadencia de la industria, lo cual ha llevado ha un estado de pánico a los sellos e incluso a los artistas, quienes no han sabido como hacer frente a lo que ha venido sucediendo. Un claro ejemplo de esto es lo que sucedió con Madonna, quien abandona Warner Music luego de su disco “celebration” o Radiohead lanzando su cd en linea con la particularidad de que cada usuario ponía el precio que quería pagar por el álbum. Estos casos son formas de señalar que algo esta pasando en la industria.

La raíz de lo que ha venido sucediendo proviene de la tecnología y los nuevos medios de reproducción digital. Estos dos elementos han cambiado la forma de escuchar música y de adquirirla, pudiendo hoy en día fácilmente descargar el cd de tu artista favorito en 5 minutos vía Torrents de forma gratuita y sin moverse de la casa. Esto claramente ha mermado de forma importante a la industria musical, quien ha visto bajar sus ganancias, teniendo que soportar graves pérdidas en los últimos tiempos. Un ejemplo de esto es lo que pasa en Estados Unidos en donde la piratería ha llevado a grandes pérdidas pasando de 14,6 billones de dólares en el año 1999 a 9,6 billones en el 2008 en las ventas.

Este problema de las descargas ilegales es un lío serio para los sellos discográficos más importantes del mundo y la batalla por terminar con esta ha sido larga. El primer antecedente importante fue el caso Napster en donde a través de un juicio se determino su cierre. Pero el problema es que  hoy si se cierra un programa surge otro, ejemplo de esto son programas como Kazaa o Morpheus, lo cual lleva a que esto sea un problema del cual al parecer no hay solución hasta al momento.

En nuestro país la situación tampoco es muy diferente al panorama global de lo que viene sucediendo con la industria de la música e incluso ha sido más grave. Un estudio del año 2004 revela que en Chile las perdidas causadas por la piratería ascienden a 40 millones de dólares, lo cual no deja de ser una cifra sorprendente para el tamaño de nuestro país. En una investigación de la Federación Internacional de Productores Fonográficos en Chile, revelo que el tamaño del mercado de la música pirata llega casi al 50%. Es por eso de que a nivel local, la industria también ha sufrido mucho, ya que en Latinoamérica el problema de la piratería es mayor que en otras latitudes del mundo. Todo esto es a pesar de que el gobierno ha tratado de tomar medidas en el asunto, por ejemplo en nuestra legislación encontramos la ley 17.336 publicada el 2 de octubre de 1970 y actualmente (desde el 2007) se esta tramitando una nueva ley que tiene por objeto reformarla y actualizarla a la era digital.  Estas señales son consecuencia de la magnitud del problema que enfrenta la industria musical en nuestro país, en donde la piratería hizo que Chile ingresara al “selecto grupo” de los países con mayor tasa de música ilegal en el mundo, lo cual obviamente ha mermado a los sellos discográficos, incluso algunos cerrando sus sucursales en nuestro país. Además cabe destacar la falta de fomento de la industria musical en nuestro país ha provocado que muchos artistas tengan que emigrar al extranjero para producir sus obras, los cual hace aún más difícil la situación a los artistas chilenos (caso de Lucybell)

Como conclusión no queda más que decir de que si, la industria de la música no esta pasando por un buen momento y que si, esta en crisis, pero hay algo muy importante que resaltar. Los grandes sellos y los artistas (a excepción de algunos) e incluso los gobiernos no se han percatado de que están remando contra la corriente. Cada vez que por presión de la industria y de los artistas se intenta reformar una ley para poder frenar las descargas ilegales, se produce la misma consecuencia, la cual es que no varía mucho la situación. Por lo tanto lo que se trata de señalar, es que la industria de la música no tiene que luchar, sino que tiene que adaptarse a lo que ha estado sucediendo en los últimos años, tiene que saber sacar provecho de las ventajas de la tecnología y no pelear con ella, por ejemplo hoy en día las posibilidades de difusión son mas altas que nunca, por lo cual de esa forma se puede hacer renacer la industria gracias a lo que la esta matando. A pesar de que hoy en día solo el 5% de las descargas son legales, no deja de ser un porcentaje relevante, ya que tiene que haber un periodo de adaptación para que esto cambie. Por lo que no es solución adoptar medidas como en la nueva ley de propiedad intelectual en que el artículo 85 T permite bloquear el ISP de buena fe. Es por eso que hay que reconocer de que los artistas y los sellos han sido objeto de grandes abusos por parte de todos los usuarios, pero para luchar contra ello y tratar de proteger sus derechos intelectuales no se puede caer en la desesperación, buscando medidas como las que se menciono recién, no hay que luchar contra la corriente sino que buscar soluciones que sean compatibles con el contexto de hoy en día aprovechándose de ello tal como lo hizo Radiohead.

La industria de la televisión probablemente es la que afecta más a nuestra vida diaria, por lo cual todo lo relacionado con ella va a tener una repercusión más sensible con los usuarios. Si comparamos cuanto tiempo uno esta viendo televisión o escuchando música, lo más probable es que la televisión gane en la gran mayoría de los casos. Pero lo que sucede actualmente con esta industria, es que esta pasando por un periodo de incertidumbre. Si comparamos lo que sucede ahora con lo que pasaba 30 años atrás, el panorama en los medios de entretención ha cambiado radicalmente ya que hoy en día se puede decir que la televisión ya no tiene ese monopolio que ostentaba en los años 70 u 80 en donde era por lejos el medio de entretención más potente y el único capaz de albergar a toda la familia. Así en los años 80 6 de cada diez minutos eran dedicados a la televisión, en la actualidad no son más que 3. Es por eso que hoy en día el panorama ha cambiado, la televisión ya no es capaz de ser ese medio de reunión de la familia y ya no es el rey de la entretención ya que se le han sumado rivales de peso como por ejemplo el Internet o las consolas de entretenimiento.

Esta situación de incertidumbre a llevado a que muchos ejecutivos de cadenas importantes en los Estados Unidos como por ejemplo Fox decidan invertir en programas de Reality shows, los cuales son muchas mas económicos de producir que una sitcom, habiendo una proliferación de ellos o adaptando versiones extranjeras de series o telenovelas y de esa forma ahorrarse el dinero invertido en guionistas.

La competencia que ha tenido la televisión como medio de entretención se traduce en el hecho de que los ratings son cada vez más bajos respecto de los años anteriores lo cual obviamente se traduce en una baja en el costo de los espacios publicitarios, esto más la crisis económica, hacen pensar a algunos de que la industria de la televisión esta incluso en crisis.  Esto queda demostrado por el hecho de que en Estados Unidos, se realizo un estudio en que se estimaba de que los ingresos de esta industria iban a caer en un 10%, a pesar de que las cifras que maneja la industria son muy altas (252 mil 100 millones de dólares). En el caso de las cadenas de televisión por cable el descenso solo va ser de un 3%. Esta caída de ingreso se debe justamente a que la publicidad ha disminuido su presencia en la televisión, optando por otros medios como por ejemplo el Internet debido a que este ha masificado su popularidad. Por ejemplo en este mismo estudio se señala que la publicidad nacional ha caído un 8,4% y la local decaerá en un 12,2% lo cual se va a traducir a su vez en despidos y reajustes en las cadenas.

Lo que sucede en Chile no es diferente a lo que esta pasando en todo el mundo, por lo que sus efectos no han pasado desapercibidos. Hay una multiplicidad de factores a que han llevado de que la televisión en Chile se este reestructurando. En primer lugar los canales ya no apuntan a un segmento masivo, es decir ya no se da lo que sucedía antes en donde un programa o una teleserie reunía a toda la familia. Tal vez la última vez que se dio algo con esas características fue con la teleserie Machos. También ha golpeado fuerte la crisis financiera, de esa forma por ejemplo canal 13 da todos los días maratones de Los Simpsons y a su vez recorta el plazo para la teleserie de los días lunes a viernes, espacio que hasta hace pocos era el horario prime de la televisión Chilena. Esto además sumado a las bajas en la audiencia se ha traducido en despidos o en la clausura de programas como fue el caso del reality “El juego del miedo”. Es por eso que la televisión Chilena esta viviendo una especie de transición en virtud del cual esta industria tendrá que adaptarse a nuevos usuarios y además deberá adecuarse a un nuevo desafío, la televisión digital, la cual podría ser una nueva forma de reavivar esta industria o podría complicarla aún más.

Finalmente hay que agregar que la industria de la televisión responde a la máxima de que hay un cambio en los medios de entretención, el cual ha afectado a este y que ha generado que tenga que pasar por un periodo de transición en virtud del la cual ha tenido que adaptarse a nuevos consumidores que ya no responden a los patrones de hace diez años atrás y que a su vez ha tenido que luchar contra las crisis financieras que afectan tanto a la sociedad. Es por eso de que a pesar de que esta golpeada esta industria, ahora con la televisión digital tiene la posibilidad de reanimarse y poder ser de nuevo el rey indiscutido de la entretención.

La industria del cine esta pasando por un momento de cambios muy importantes que al parecer ha sido muy favorable para ella, generándose un boom de películas con niveles de calidad grafica y de efectos que hace que el cine cautive cada vez más a espectadores de todo el mundo. Películas como Matrix, El señor de los anillos o la recién estrenada 2012, son el fiel testigo de cómo la industria del cine ha sabido utilizar todas las herramientas tecnológicas que tiene a su disposición para crear películas cada vez más espectaculares. Es por eso que no sorprende que las recaudaciones rápidamente permitan recuperar lo invertido y de esa forma convertir al cine en un negocio muy rentable. En el caso de 2012 por ejemplo, en su primer fin de semana de taquilla en todo el mundo recaudo la suma de 225 millones de dólares, es decir todo lo que se invirtió en ella se recupero en un fin de semana lo cual demuestra lo saludable que se encuentra esta industria. En España por ejemplo el arranque de semestre del 2009 fue el mejor en cinco años a pesar de que estamos en un contexto de crisis en el mundo. Otro aspecto importante que ha dado otro impulso a esta industria, es el boom que están viviendo las películas animadas como por ejemplo Up, Shrek o Wall-e, las cuales ya no solo apuntan a los menores sino que también son perfectamente disfrutable por los adultos. Estas películas han generado grandes recaudaciones siendo el estudio Pixar uno de los grandes ganadores en esta industria generando millonarios ingresos. Junto con esto, la industria del cine ha aprovechado las innovaciones digitales para poder realizar películas con un costo de producción más económicos lo cual significa una democratización de este arte, pudiendo ahora realizar películas más personas e incluso utilizando al Internet como plataforma de lanzamiento. Aunque todo esto esta recién en periodo de transición y solo en un par de años más se podrá ver a fondo los efectos de esta naciente industria, lo que esta claro de que ni las crisis ni la piratería ha afectado de sobremanera a esta industria, ya que el numero de espectadores que va al cine se mantiene estable, lo cual queda demostrado que de las 15 películas con mayores recaudaciones de toda la historia, 13 han sido estrenadas en los últimos 10 años y ocupando en todas ellas grandes efectos especiales los cuales han ayudado a un resurgir o a una nueva era del cine.

En Chile en los últimos años ha existido un gran repunte de la industria del cine a pesar de las grandes desventajas que existen en nuestro mercado local debido a la falta de financiamiento que existe para poder realizar películas. No obstante de esto, este año se estrenaron dos películas de gran calidad que son “La nana” de Sebastian Silva e “Dawson, isla 10” del chileno Miguel Littin. Incluso la primera fue ganadora en el festival de Sundance. Es por eso que se hace hincapié en el hecho de que a la industria chilena del cine le falta mucho por desarrollarse ya que de cierta manera esta en pañales y son contadas las películas que han tenido éxito de taquilla en nuestro país, pero lo que no falta es talento por lo cual solo se necesita el financiamiento, que es tan difícil conseguir en este país y el cual es importante para poder realizar una buena obra.

Para finalizar destacar dos aspectos. En primer lugar la bonanza que esta sufriendo el cine a nivel global, con estrenos de un numero de cinta sin precedente (se estrenaron 603) producciones solo en Estados Unidos. Pero esto se contrapone con la realidad chilena en que a pesar de que ha sido un gran año con dos grandes estrenos, nos encontramos con la tristeza de que hay una generación de artistas que no tiene como financiarse sus obras, frenando al cine chileno y manteniéndolo todavía en pañales.

Para terminar, hay que señalar que estas tres industrias han llevado consigo estos cambios que se han producido en los últimos de años de diferentes maneras ya sea para bien o para mal. Pero lo importante es que la situación actual de la música, el cine o la televisión no va ser igual que hace 10 años atrás, y que estos medios de entretención ojala puedan aprovechar las ventajas que existen hoy día para poder tener a estas industrias saludables y para que de esa forma nos sigan sorprendiendo con su creatividad y nos hagan la vida diaria un poco mas cálida.

Ricardo Vásquez D.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: