Emmerich se cansó de hacer cine-catástrofe

Emmerich se cansó de hacer cine-catástrofe

El director de la taquillera 2012 señaló que ya no le queda más por destruir.

El director alemán de cine Roland Emmerich se cansó de hacer cine-catástrofe, según declaró a la revista alemana Merian.

“Quiero anunciar que 2012 es mi última película de catástrofe”, dijo el cineasta tras el sensacional éxito cosechado por 2012 en la primera semana de proyección.

“Es la madre de todas las películas catástrofe. No sabría que más me quedaría por destruir”, sostuvo.

En 2012, protagonizada por el actor John Cusack, el mundo desaperece al desplazarse la corteza terrestre por una conjunción de fenómenos físicos. Sólo unos cuantos se salvan de la hecatombe mundial en gigantescas arcas como la del bíblico Noé.

Emmerich ya llenó taquilla con otras películas del género como El día de la independencia y El día después de mañana. Ahora se ha propuesto cambiar de tema: “Quizá por el hecho de que mis filmes fueron tan exitosos que me convertí en cautivo de este género”.

En la actualidad, el director prepara la película Anonymous sobre la vida del dramaturgo británico William Shakespeare.

 

Análisis:

 

Emmerich se ha caracterizado por participar en algunas de las películas más taquilleras en el ámbito de las calamidades y catástrofes: “2012”, “El día después de mañana”, “Godzilla”, “El día de la independencia”, por sólo nombrar algunas. Sin embargo, también a participado en grandes películas, como “El Patriota”, que no tienen nada que ver con cataclismos o cosas parecidas.

Más allá de su afinidad con la destrucción, el hecho de que haya determinado no seguir con sus películas llenas de lluvia de meteoritos y tsunamis es algo que no se puede dejar pasar tan fácilmente, considerando que hace poco tiempo había confirmado que tenía la intención de realizar la consecución de “El día de la independencia”: ID4-Ever, lo que hace pensar que en el corto transcurso de tiempo entre la confirmación de ID4-Ever y su autoexilio del cine basado en la destrucción, sucedió algo –ya sea en su interior o en su entorno- que lo hizo cambiar de parecer respecto de su gusto por la destrucción.

Aquí se aprecia, claramente, una contradicción irrefutable respecto de las últimas tendencias del Director alemán; es difícil de creer que uno de los motivos por el cual no quiera seguir en el cine-catástrofe sea que “no sabría que más me quedaría por destruir”, siendo que la ciencia ficción tiene como uno de sus principios crear nuevas realidades que van más allá de la realidad cotidiana, y que sus mayores logros y fama radican en sus películas de catástrofes.



Anuncios

Una respuesta

  1. Muy bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: