De la tele-realidad a la pista de CHV: Arturo Prat vuelve a la TV bailando

Noticia:

Arturo Prat

Arturo Prat dijo que tras participar “1810” y “1910” se iba a retirar de la TV. Pero al parecer la oferta fue más tentadora y el galán de Pirque accedió a sumarse a una nueva experiencia televisiva, considerando que falta bastante para marzo, mes en el que espera retomar sus estudios de educación física.

Pero esta vez se trata de una participación muy breve, harto más que las interminables temporadas que pasó encerrado en los reality shows de Canal 13 y que le permitieron llegar consecutivamente a las finales de los programas de tele-realidad que perdió frente a Gabriel Mendoza y Fabricio.

Porque junto a Pablo Schilling, es el último confirmado para el especial de dos capítulos de “Fiebre de baile”, que comienza esta semana y que tendrá entre otros personajes a Angie Alvarado, Jordi Castell, Carla Ballero, Félix Soumastre, Jordi Castell, Carla Ochoa y Mariana Alcalde.

Por estos días, el descendiente del héroe naval se encuentra ensayando sus performances con las que espera seducir al jurado. Y por qué no decirlo a alguna atractiva chica…

Fuente: http://www.terra.cl/entretencion/index.cfm?id_cat=118&id_reg=1302654

 

Análisis:

Los reality shows o espectáculos de realidad son un fenómeno comunicacional que comenzó en EEUU en el año 1973. Para efectos de la noticia presentada no voy a analizar la historia en particular de este tipo de programas, ni tampoco el desarrollo de los mismos dentro de nuestro país (desde el primer reality show presentado en Chile que fue “Protagonistas de la Fama” el 5 de enero del año 2003 hasta el actual Pelotón VIP de TVN).

Lo que me llama la atención en particular respecto a la noticia es el producto que se obtiene de los personajes que deciden entrar a este tipo de programas. Nos damos cuenta que a los reality shows ingresan personas no públicas (dejando afuera las versiones VIP de los realities) y desconocidas que, en su mayoría, se plantean como desafío personal ingresar a este tipo de programas. Es de esta manera como estos individuos comunes y corrientes se transforman al poco tiempo en personajes reconocidos en el ámbito público (sólo los que se destacan dentro del encierro, ya que una gran cantidad de ellos han desaparecido y han quedado en el olvido de los televidentes).

Así, un grupo reducido de los denominados “chicos reality” aprovechan sus quince minutos de fama e intentan lucrar y conseguir beneficios económicos de su encierro. Algunos no sólo se conforman con lo que les pagan por estar encerrados, sino que luego de salir se dedican a hacer eventos discotequeros (animando, desfilando, etc.), forman parte de un panel de opinólgos (Romina Martin en Mira Quien Habla, Mariana Alcalde en Sálvese Quien Pueda, entre otros), tienen su propio programa de televisión (como Carolina Bastías en Sin Vergüenza de Chilevision) o bien, participan en algún programa estelar durante un par de capítulos como es el caso de Arturo Prat en “Fiebre de Baile”.

Todo este fenómeno mediático parte de una base económica. Todas las personas, al verse involucradas en la farándula intentan sacar el mayor provecho posible para así asegurar su futuro. Esto no significa que cualquier persona que ingrese a un reality show se va a poder mantener vigente en un medio tan competitivo como la televisión. Es cierto que muchos de estos chicos se quedan trabajando por largos periodos en televisión, pero esta no es la regla general.

Lo que se paga en este tipo de programa son sumas que cualquier profesional quisiera ganar y, luego del encierro los dividendos aumentan considerablemente. Por ejemplo, el caso de Angie Alvarado, ex alférez y recluta de Pelotón VIP que luego de salir del encierro en el reality ha cobrado grandes sumas de dinero por hacer eventos y por participar en programas de televisión (Fiebre de Baile y Primer Plano por ahora). Esta joven de tan sólo 19 años cobró cerca de 3.8 millones de pesos por hacer un show de unos pocos minutos en la discotheque Costa Varúa en Santiago. De esta forma sólo queda preguntarse: ¿Se estará sobre valorando la figura de estos chicos realities? ¿Estamos consientes de que muchos de ellos ni siquiera tienen talento y aún así se llenan los bolsillos como si fueran los empresarios más emprendedores del país? ¿Será lucrativo congelar un año de universidad o un semestre para entrar a uno de estos reality shows? Respecto a esta última pregunta me quedan dudas, ¿quién sabe si el día de mañana alguno de nosotros se transforma en una figura emergente de la televisión chilena por haber ingresado a uno de estos programas?       

Anuncios

Una respuesta

  1. Bien en general, aunque algunas de las lecturas me parecen un poco moralizantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: